5 maneras de relajarse después de un día duro

Llegas a casa después de un largo día y, una vez desplomado en el sofá, no puedes tomarte un verdadero descanso. El expediente por terminar, la reunión por organizar, preparar la comida, tender la ropa, llamar a los padres, bañar a los niños… la lista de cosas por hacer te preocupa. Sin embargo, relajarse durante unos minutos le permite recargar las pilas para la noche, descansar mejor por la noche y estar en mejor forma al día siguiente. Descubre algunos consejos para desconectar bien:

Dejar el trabajo en la oficina.

Antes de irse a casa, asegúrese de haber completado todas las tareas urgentes y, si no, haga una lista de tareas pendientes para el día siguiente y déjela en su escritorio. Es imposible relajarse adecuadamente si los pensamientos sobre el trabajo siguen resurgiendo por la noche. la estrés en la oficina no tiene derecho a cruzar el umbral de la puerta de tu casa

Establecer el estado de ánimo

Reducir la luminosidad de la habitación envía señales de relajación al cuerpo, que se prepara para la cama. No dudes en crear un ambiente tenue con velas y para apagar las luces relajarse. A música dulce y un bebida cálido también te ayudará a relajarte.

apaga el teléfono

Es más fácil decirlo (o escribirlo) que hacerlo, es cierto. Pero limitar el tiempo que se pasa frente a las pantallas, especialmente por la noche, es fundamental para desconectar y encontrar el sueño más fácilmente. Trate de adquirir el hábito, excepto en una emergencia, de deja tu teléfono en un rincón de la sala y no volver a tocarlo hasta la mañana siguiente. Las redes sociales y los correos electrónicos pueden esperar…

relajarse en el agua

Un baño o ducha caliente son muy efectivos para ahuyentar el estrés del día, relajar los músculos y eliminar toxinas. Si tiene una bañera, agregue sal gruesa y unas gotas de aceite esencial de lavanda al agua. Y no dudes en practicar algunos ejercicios de respiración para acentuar la relajación.

Prueba la aromaterapia

El poder de los olores es poderoso, recuerda el sitio estadounidense Mind Body Green, y el hecho de respirar aceites esenciales ayuda a calmar los sentidos y el espíritu. Como se ha mencionado más arriba, lavanda es excelente para combatir los trastornos del sueño. Puedes utilizar un difusor para perfumar tu habitación, o echar unas gotas en las esquinas de la almohada y el edredón.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *