Alucinaciones hipnagógicas: ¿definición, causas, consecuencias, soluciones?

Las alucinaciones hipnagógicas ocurren durante la primera fase del sueño, cuando nos encontramos en un estado intermedio entre la vigilia y el sueño. Al igual que las llamadas alucinaciones hipnopómpicas, que ocurren en los primeros momentos de vigilia, pueden ser muy precisas y parecer bastante reales. Tanto es así que provocan ansiedad y trastornos del sueño en algunas personas. Sin embargo, no se reconocen como alucinaciones, en el sentido médico del término. ¿Cuáles podrían ser las causas? ¿Cómo evitarlos? Hacemos balance.

Definición: ¿qué es una alucinación hipnagógica?

Como se indicó anteriormente, las alucinaciones hipnagógicas ocurren durante la fase de sueño, mientras estamos acostados y nuestros ojos están cerrados. En la mayoría de los casos son perturbadores, hostiles y afectan la calidad de vida de quienes los padecen. No solo pueden inducir ansiedad, sino que también pueden causar lesiones y accidentes, lo que resulta en pánico y confusión.

Nota: estas alucinaciones no son no se considera patológico y todo el mundo puede enfrentarse a este fenómeno, sin que necesariamente se vea afectado por una enfermedad psiquiátrica.

¿Cuáles son los diferentes tipos de alucinaciones hipnagógicas?

Estas experiencias alucinatorias pueden tomar todo tipo de formas. La mayoría de las veces esalucinaciones visuales (vemos insectos, monstruos, siluetas, etc.). Pero también puede ser:

  • alucinaciones auditivas (la impresión de escuchar un determinado ruido, música, voz, zumbido, etc.);
  • alucinaciones táctiles (la impresión de que alguien nos está picando, agarrando, extrañándonos, etc.);
  • alucinaciones cinestésico (la sensación de que la habitación se mueve, que la cama se mueve o que ella se cae);
  • alucinaciones olfativo (la impresión de oler cocina, gas, etc. olores que no existen)
  • o alucinaciones gustativas (la impresión de tener algo en la boca).

Estas alucinaciones hipnagógicas se puede mezclar, tanto auditivo, visual y cinestésico, por ejemplo. Las desafortunadas víctimas pueden sentir que ven un jabalí junto a su cama, gruñendo y agarrándolos por la manga para tirarlo al suelo. Como en todo sueño, acaba por desaparecer, pero deja a la persona asustada.

Causas: ¿por qué tengo alucinaciones por la noche?

Las causas de las alucinaciones hipnagógicas pueden ser psicológicas, neurológicas o conductuales. En algunos casos, es incluso imposible establecer claramente su origen, porque entran en juego varios factores. Ellos pueden ser regular u ocurrir espontáneamente en sujetos “cuerdos”, cuando su estilo de vida es deficiente, pero también en personas con trastornos psiquiátricos o consumo elevado de alcohol/drogas. Las principales causas reconocidas son:

trastornos del sueño

Las personas con trastornos del sueño, por ejemplo la narcolepsia (la necesidad incontenible de dormir que puede ocurrir en cualquier momento) o la parálisis del sueño son más propensos a las alucinaciones al comienzo del sueño. Lo mismo se aplica a las personas que duermen poco o sufren de insomnio crónico.

Ciertos trastornos psicológicos o psiquiátricos

Gente acosada por ansiedada Estrés crónicoe o en la depresión también corren más riesgo de desarrollar alucinaciones.

Este es también el caso de las personas en medio de un trastorno bipolar o un trastorno psicótico como esquizofrenia.

Alcohol y sustancias psicotrópicas

Las alucinaciones que se producen al conciliar el sueño también pueden ser inducidas por el consumo de alcohol o sustancias psicotrópicas de todo tipo: no sólo las llamadas drogas “recreativas” (éxtasis, anfetamina, cannabis, cocaína, etc.), pero también ciertos medicamentos disponibles con recetaincluyendo betabloqueantes o benzodiazepinas, comúnmente llamados tranquilizantes, analgésicos o ansiolíticos.

Lesiones o tumores cerebrales

Finalmente, las alucinaciones pueden estar relacionadas con lesiones o tumores cerebrales, o incluso con trastornos neurológicos. Sin embargo, estos fenómenos son raros, y muchos otros síntomas hacen sonar la alarma. Para descartar esto, tómate el tiempo de consultar a un neurólogo.

¿Qué otras enfermedades provocan estas alucinaciones?

Estas alucinaciones nocturnas también se pueden observar en pacientes con enfermedad de Parkinson, demencia con cuerpos de Lewy, pérdida de visión (síndrome de Charles-Bonnet), patología del mesencéfalo y diencéfalo (alucinosis peduncular).

Aunque estas alucinaciones suelen tener solo consecuencias benignas, pueden impactar seriamente en la calidad de vida de quienes las padecen. hasta el punto de tener miedo de ir a dormir, o no poder quedarse dormido. Algunas personas, en medio de episodios de pánico, pueden incluso lastimarse a sí mismas o a la persona que duerme a su lado.

Inicialmente, ciertas medidas pueden prevenir la aparición de este tipo de alucinaciones, o al menos limitar su incidencia:

  • Respete las horas regulares de sueño y duerma lo suficiente;
  • Coloque una luz de noche cerca de su cama en caso de que se despierte;
  • Evite dormir boca arriba por un tiempo para evaluar los efectos;
  • Concéntrese en prácticas de bienestar como relajación, meditación, lectura, etc., antes de acostarse;
  • Evite consumir sustancias que alteran la mente, como alcohol, drogas y ciertos medicamentos en términos absolutos, y antes de dormir.

Después de un episodio alucinatorio, tómese el tiempo para respirar lentamente para calmarte Si entras en pánico, solo empeorará. Siéntate un rato, levántate despacio y bebe un poco de agua para volver a tus sentidos. Estás seguro.

Si estas medidas no son suficientes, siempre puedes ver a un médico del sueño, neurólogo o psiquiatra quien te podrá ayudar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.