Antifatiga: alimentos para optimizar tu figura

¡Para no quedarte sin energía, tienes que comer! La mala idea sería saltear comidas o comer muy poco. Los alimentos son los primeros escudos antifatiga. También proporcionan los minerales y nutrientes que los músculos y el esqueleto necesitan para estar fuertes.

Alimentos para mantener tus músculos fuertes

El cuerpo necesita proteínas para construir músculo. Para un adulto, los expertos franceses recomiendan 0,83 gramos de proteína al día por kilo de peso corporal.

O para una persona de 60 kilos: 49,8 g de proteína al día:

  • = 100 g de pollo sin piel (26 g de proteína)
  • + 100g lentejas (8g)
  • + 1 huevo escalfado (12,5g)
  • + 1 yogur (aprox. 4 g).
  • 100 g de carne magra = 28 g de proteína
  • 100 g de jamón cocido = 18 a 21 g
  • 100 g de filete de soja = 16,5 g

Alimentos para ganar tono

Las verduras ricas en minerales, los cítricos fuente de vitamina C, las almendras y los frutos secos oleaginosos, gracias a su magnesio, son “boost” diarios.

Refuerzo instantáneo: chocolate negro con al menos un 70% de cacao gracias al magnesio y al azúcar que contiene.

Lea también: 6 buenas razones para comer chocolate

Alimentos para proteger tus huesos

La solidez del esqueleto depende de ingesta de calcio y vitamina D, especialmente después de la menopausia cuando se acelera la pérdida ósea.

“Para el calcio, es la dieta la que debe asegurar la cobertura de las necesidades, dice el Pr. Patrice Fardellone, reumatólogo. La vitamina D es sintetizada por la piel bajo el efecto de los rayos UVB y, a veces, se recomienda la suplementación. »

Los productos lácteos y las aguas cálcicas fortalecen los huesos. A pesar de las controversias recientes, las autoridades sanitarias siguen recomendando de dos a tres productos lácteos (leche, yogures, quesos, etc.) al día para prevenir la osteoporosis. De hecho, estas son nuestras mejores fuentes de calcio por delante de las aguas de calcio, las frutas y verduras y las semillas oleaginosas. Al excluirlos, es difícil llegar a los 1200 mg recomendados para mujeres mayores de 50 años.

El brócoli, la col y la leche fermentada protegen las articulaciones. Un estudio británico (2013, Arthritis and Rheumatism) mostró que los ratones alimentados con una dieta rica en sulforafranos, una molécula que se encuentra en las crucíferas, tenían menos daño en el cartílago y osteoartritis que los ratones de control. Esta molécula podría retrasar la destrucción del cartílago. Al contribuir al equilibrio de la flora intestinal, los probióticos podrían, según trabajos recientes, ejercer un efecto antiinflamatorio en caso de brotes reumáticos y ralentizar el desarrollo de la artritis reumatoide.

Leave a Reply

Your email address will not be published.