Cómo adoptar una dieta antiinflamatoria

I’inflamación crónica es la causa de muy muchos problemas de salud. La artritis, el asma, las alergias, las enfermedades cardíacas, el cáncer, la enfermedad de Alzheimer e incluso la diabetes dependen, en parte, de nuestra comida. Adopta un dieta antiinflamatoria permite proporcionar un máximo de nutrientes al cuerpo mientras calma la inflamación. Su principio es bastante simple e intuitivo.

Elija alimentos ricos en omega-3

El elemento esencial: grasas. Dígale adiós a los ácidos grasos omega-6 que se encuentran en los aceites de maíz, girasol, maní y soya, así como también ácidos grasos trans (AGT), que se encuentran en alimentos procesados ​​y fritos. También se deben evitar las harinas refinadas, el azúcar y los alimentos con alto índice glucémico, porque aumentan los niveles de insulina y glucosaque promueve la inflamación.

Una vez eliminada la comida “mala”, colocar en todos los alimentos que nos hacen sentir bienespecialmente grasas antiinflamatorias, rico en ácidos grasos omega-3. Salmón, sardinas, arenque, anchoas, semillas de lino, cáñamo y nueces, aceites de oliva, aguacate, lino y nueces, así como frutas y verduras, se encuentran entre los mejores alimentos para reducir la inflamación.

Verduras ricas en antioxidantes

“Las frutas y verduras ricas en antioxidantes son importantes, especialmente cebollas, ajo, pimientos y vegetales de hojas oscuras. Son ricas en carotenoides antiinflamatorios, vitamina K y vitamina E”, especifica el sitio. Ella sabe. Hierbas y especias también contienen compuestos útiles para combatir la inflamación.

Acerca de proteína, es fundamental tener en cuenta calidad del producto : Los huevos orgánicos proporcionan más ácidos grasos antiinflamatorios que los huevos de granja.

La pirámide alimenticia

La forma más fácil de acercarse a la dieta antiinflamatoria es centrarse en lo que puede tener en lugar de lo que no puede tener. Si no sabes cómo hacerlo, sigue esta pirámide consumir los productos inferiores en cada comiday los de arriba moderadamente:

  • Nivel I – Frutas y verduras.
  • Nivel II – Carbohidratos y cereales integrales.
  • Nivel III: nueces, semillas y aceites de cáñamo, aguacate y oliva.
  • Nivel IV – Soja y pescado de agua fría.
  • Nivel V – Huevos, aves sin piel y queso.
  • Nivel VI – Chocolate negro, té verde, especias y un poco de vino tinto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *