Contractura muscular: ¿cómo aliviarla?

Como su nombre lo indica, el contracción muscular se traduce como “un músculo que se contrae para limitar los movimientos de las articulaciones a fin de proteger un problema subyacente. Por lo general, un problema articular, como un tortícolisa lumbagosino también una infección comoapendicitispor ejemplo en caso de ‘defensa abdominal'”, explica Raphaële Pouret, osteópata.

¿Cuáles son los síntomas de una contractura muscular?

“Una contractura muscular da como resultado un músculo duro al tacto, doloroso”, detalla el osteópata.

Estos síntomas conducen a limitación de movimientos.

Y si la contractura muscular se puede confundir con una calambre, debes saber que esta última es muy efímera, mientras que la contractura muscular dura varios días.

¿Por qué tenemos una contractura?

La aparición de una contractura muscular puede tener diferentes causas. “Los líderes son los estrésa estilo de vida poco saludablela fatigademasiado grande estilo de vida sedentariode malas posturasy el practica de deportesespecialmente cuandono nos calentamos lo suficiente, que trabajamos demasiado los músculos y que no nos hidratamos lo suficiente”, enumera el osteópata. La contractura puede ocurrir a cualquier edad, aunque con los años el músculo, más viejo, se fatiga más.

¿Qué hacer en caso de contractura muscular?

“El primer reflejo a tener es aplicar calor a la contractura para relajar el músculo y tener una buena vascularización”, aconseja Raphaële Pouret.

Entonces tienes que tramo en la medida de lo posible y sin forzar. Los estiramientos difieren según la ubicación de la contractura.

  • En caso de contractura en el cuello (tortícolis): “Gire suavemente la cabeza hacia la izquierda, luego hacia la derecha, y luego hacia adelante y hacia atrás, varias veces seguidas. También puede llevar los hombros hacia atrás y luego hacia adelante. Y trabajar la respiración alargándola, para abrir el tórax”, aconseja el osteópata.
  • En caso de contractura en el brazo “Si la contractura es en el antebrazo, estire el brazo que está frente a usted y tire de los dedos hacia atrás, estire el brazo hacia atrás para estirar el bíceps y hacia adelante para estirar el músculo posterior grande”, indica el osteópata.
  • En caso de contractura en los músculos de los glúteos : “Túmbate boca arriba, dobla las piernas a 90°, dobla la pierna del lado de la contractura sobre la otra pierna, pasa las manos entre las dos piernas y tira suavemente, recomienda Raphaële Pouret. Esto estira el músculo piriforme que, cuando se contrae, puede provocar ciática. »
  • En caso de opresión en el muslo : lo que les sucede con frecuencia a los futbolistas a nivel de los aductores, “tumbados en el suelo, extendiendo la pierna hacia un lado para estirar la parte interna”, recomienda el osteópata.

“La contractura muscular requiere no forzar, sino seguir moviéndose para no ‘suavizar’ los músculos, aconseja el osteópata. Se puede tratar en una a tres sesiones de osteopatía de 45 min a 1 hora. »

Considere los aceites esenciales

Se pueden utilizar dos aceites esenciales para tratar la contractura muscular: el de gaulteria acostada y el deeucalipto limón.

– Diluir 3 gotas de aceite esencial de gaulteria en 3 gotas de aceite vegetal de árnica o avellana. Luego masajee en el área contraída dos veces al día.

DÓNDE

– Diluir 1 gota de aceite esencial de eucalipto limón en 1 cda. C. de aceite de árnica. Masajea la zona contraída dos veces al día.

Para consultar: sitio de Raphaële Pouret.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *