Fobia a los pies (podofobia): ¿definición? de donde es ella ? soluciones?

Nuestros pies pueden ser objeto de fantasías: algunos los miman, los masajean, los barnizan. Pero también son la peor pesadilla de muchas personas para las que la simple visión de un dedo gordo del pie puede desencadenar un ataque de pánico. Hablamos entonces de fobia a los pies, o podofobia. La mayoría de las veces es objeto de burla, pero también puede dar lugar a situaciones de evitación que tienen un fuerte impacto en la vida del podófobo. ¿De dónde viene esta fobia? ¿Cómo superarlo? Punto.

Podofobia: ¿qué es la fobia a los pies?

La podofobia, o fobia a los pies, se refiere a miedo irracional a los pies, los suyos y los de los demás. Las personas que la padecen sienten repugnancia y repulsión al ver un pie, incluso con la mera mención de él, incluso si el pie en cuestión está limpio y aseado. Las reacciones más comunes:

  • a pánico miedo al contacto con los pieso cuando sus pies son tocados;
  • una repulsión al ver a la gente que usa zapatos sin cerrar (tangas, etc.);
  • un profundo disgusto al ver a una persona tratando de para emparejar las uñas de los pies.

Además, si sufres de fobia a los pies, seguro que te sientes incómodo:

  • hacia piscina o en el playa (la gente está descalza);
  • cuando alguien que se quita los zapatos cerca de ti ;
  • cuando tienes que lavarse los pies en publico ;
  • cuando participas en un deporte de grupo donde hay que quitarse los zapatos;
  • etc.

Síntomas: ¿qué signos delatan la fobia a los pies?

  • a aumento del ritmo cardíaco ;
  • a sudoración excesiva (sudoración excesiva);
  • del mareo puede llegar hasta el desmayo;
  • gran ansiedad que puede causar tensión o dolor muscular, indigestión, diarrea o malestar estomacal;
  • del ataques de pánico la mayoría de las veces se acompaña de náuseas, dolor en el pecho y pérdida de control, incluso si se trata de pies bastante cuidados.

Cuando la fobia se vuelve demasiado grande, el podófobo adopta instintivamente estrategias de evitación para evitar situaciones de riesgo, incluso si eso significa aislarse.

Como recordatorio: esta fobia puede preocupar tanto sus propios pies como los pies de cualquier otra persona a su alrededor (cónyuge, hijos, extraños).

Causas: ¿por qué tener miedo a los pies?

Como todas las fobias, la fobia a los pies puede tener diferentes causas psicológicas, sociológicas y culturales:

  • a trauma infancia (maltrato físico, especialmente en los pies, por ejemplo);
  • a crítico lo que no fue digerido más joven (burla, humillación, etc.);
  • la sentir que los pies siempre están sucios y vectores de gérmenes;
  • a comportamiento o miedo transmitido por los padreslo que conduce a una imitación de su comportamiento fóbico.

¿Cuáles son las consecuencias para los podófobos?

Esta fobia puede ser perjudicial para la salud: a menudo lleva a los afectados a descuidar sus pies, por miedo a tocarlos. Además, siempre favorecen el uso de calcetines y zapatos cerrados. que potencialmente puede causa infecciones fúngicaspor los hongos o levaduras que allí se encuentran. Callos y durezas también puede aparecer a largo plazo y pasar desapercibido. Por no hablar de las complicaciones en caso de diabetes, etc.

Además, la podofobia realmente puede perjudicar las relaciones sociales del paciente: a sus familiares les cuesta entender sus reacciones, que consideran excesivas. Sin embargo, la fobia a los pies implica ansiedad, al menos una logística constante. Por eso, los podófobos también tienden a aislarse: evitan así todas las situaciones en las que corren el riesgo de encontrarse con los pies descalzos (fiestas de pijamas, baños de sol en la playa, masajes en los pies, etc.).

Si la ansiedad o los sentimientos de angustia se apoderan demasiado, la ayuda de un médico o terapeuta puede ser útil. El profesional comenzará con Haz un inventario : ¿cuáles son tus reacciones cuando estás en contacto con tus pies o los de los demás? ¿Cuánto tiempo ha existido este problema? ¿Con qué frecuencia ocurren los síntomas de la fobia a los pies? ¿Cuánto tiempo dedica a anticipar situaciones problemáticas?

Como con cualquier fobia, la principal herramienta terapéutica es entonces terapia cognitiva y conductual (TCC), incluyendo un protocolo de exposición gradual. hipnosis también puede ser una herramienta eficaz para comprender el origen de esta fobia y encontrar soluciones. Tal como elEMDR, una herramienta de manejo del trauma. En los casos más graves de ansiedad también puede ser útil el tratamiento farmacológico (antidepresivos o ansiolíticos).

Por último, es necesario asegurarse de tener un estilo de vida saludable: dormir bien, practicar actividad física regular, etc. Esto reducirá el miedo. No te convertirás en un fetichista de pies.. Pero puedes limitar los sentimientos de disgusto y miedo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.