Jildent, la clínica dental que te hace sonreír

A tu llegada a Budapest, un miembro del equipo de Jildent te recogerá y te instalará en tu hotel. De camino a la clínica, tómese el tiempo de pasear por las calles para sentir el ambiente típico de Budapest. Este último lleva 23 años instalado en las alturas de la capital húngara. Es una reliquia familiar asumida hoy por Benoit Osztrovszki, y ha regalado sonrisas a más de 15.000 pacientes. Un ambiente zen y relajado le da la bienvenida a su llegada y le hará olvidar su aprensión al dentista.

La primera clínica dental de habla francesa en Budapest

Es entonces el momento de conocer a uno de los 5 médicos de la clínica. Este último te recibe en francés. “Todo el equipo es francófono, formado por profesionales altamente cualificados”, destaca Benoit Osztrovszki. Inaugurada en 1990, la clínica Jildent fue la primera práctica dental de habla francesa en Hungría y precursora del turismo dental. La clínica ofrece precios más asequibles que en Francia, “a veces hasta un 70% más baratos”, continúa Benoit Osztrovszki, sin comprometer la calidad. Desde el blanqueamiento hasta la reconstrucción total de los dientes, incluidos los implantes y las coronas… Los tratamientos ofrecidos siguen especificaciones rigurosas y se benefician de la misma calidad que en Francia, así como de las últimas tecnologías dentales. Además de su experiencia, otra ventaja de la clínica es la rapidez de los servicios y su atención personalizada que perdura en el tiempo. El próximo junio, debería abrirse una nueva sucursal francesa en Niza para recibir nuevos pacientes, la segunda después de París.

Leave a Reply

Your email address will not be published.