Relojes conectados: ¿cómo usarlos para adelgazar?

Una revisión de estudios de la Escuela de Medicina de Stanford concluyó que en casi el 75% de los casos, quienes registran sus datos (calorías consumidas, actividad física, etc.) a través de un objeto conectado pierden más peso que los que no o poco. Consejos de nuestros expertos para conocer mejor este objeto conectado.

Reloj fitness: define tu perfil

A reloj conectado siempre se combina con una aplicación de teléfono inteligente de la misma marca (Withings Health Mate, Samsung Health, Fitbit, Apple Watch, etc.). Instala la aplicación en tu teléfono y sigue las instrucciones para sincronizarlas. Si su teléfono inteligente no es compatible, puede descargar el software a su computadora. Introduce algunos datos para definir tu perfil: edad, altura, peso, sexo…

El reloj registra durante varios días su frecuencia cardiaca (HR) en la muñeca para tomar un promedio y dar una estimación más precisa de su metabolismo o su FC máxima para ayudarlo a largo plazo en su objetivo de pérdida de peso.

El caso de las escalas conectadas

Si tienes un escala conectada, puedes emparejarlo con la aplicación y tu peso se registrará automáticamente. De lo contrario, introdúcelo manualmente cada vez que te peses con tu báscula. “Basta con un pesaje a la semana para seguir su evolución, y más a mitad de semana que en fin de semana”, recomienda Corinne Fernandez, dietista.

Establece el objetivo de peso adecuado

Ingrese este objetivo en la aplicación, luego elija el tiempo para lograrlo. Algunos relojes indican la “dificultad” mediante un código de color, para ayudarte a elegir un objetivo realista y sostenible. Considere una pérdida de 500 g a 1 kg por semana como un objetivo razonable para obtener resultados duraderos. Una báscula conectada ayuda más a situarse en su pérdida de peso.

El reloj te anima cada vez que alcanzas una etapa intermedia. “Cuando quieres perder peso, necesitas tener metas y plazos. Este estímulo regular es mucho más motivador que la perspectiva lejana de la próxima cita con el nutricionista”, dice el Dr. Xavier Jacobs, nutricionista.

Activar y configurar el podómetro

El podómetro calcula la numero de pasos realizado por día, te anima a moverte más, a volverte gradualmente menos sedentario y aumentar tu Gasto de energía. La mayoría de los relojes calculan el número de pasos y la distancia recorrida mediante GPS y tu altura. En algunos (incluido Fitbit), puede configurar la longitud de su paso para un análisis más preciso. El montaje se realiza mediante un ejercicio de caminata de unos veinte minutos.

Márcate una meta realista. “Querer llegar inmediatamente a los 10.000 pasos al día, si caminas poco, es enorme y sobre todo corre el riesgo de desanimarte”, indica Corinne Fernández. Debe establecer un objetivo personalizado antes de que pueda usar efectivamente su objeto conectado. ¿Tu reloj dice que das 2.000 pasos al día? Apunta a 4000 durante una o dos semanas, y cuando esté bien establecido en tus hábitos, pasa a 5000, etc.

Recibirás mensajes cada vez que alcances tu objetivo diario, o ánimos para moverte un poco más.

Utiliza el pulsómetro durante tus sesiones de musculación en el gimnasio

Los relojes conectados de última generación miden tu frecuencia cardíaca (FC) en la muñeca en todo momento. Esto le permite hacer ni demasiado ni demasiado poco y quemar calorías sin agotarse. “Durante la sesión, lo ideal es mantenerse entre 110 y 150 latidos por minuto (lpm) aproximadamente, porque es la zona aeróbica, la que favorece la eliminación de grasa, a la vez que oxigena suficientemente los músculos”, indica el Dr. Jacobs. Cuando pulsas “iniciar sesión deportiva”, tu reloj muestra un código de colores para indicar en qué zona de FC te encuentras: según el modelo, apunta a las zonas “aeróbica”, las zonas “cardio” y “eliminación de grasa”, o las zonas “moderadas” y “difíciles”.

Intenta también durante la sesión variar esta cifra con picos de intensidad (permaneciendo en la zona aeróbica). En lugar de estar a 120 lpm todo el tiempo, pasa unos minutos a 140 lpm, por ejemplo. Es más efectivo para activar el metabolismo y perder peso.

Mire su tablero una vez al día, no más

Verás las calorías quemadas, el número de pasos, tu informe de actividad física del día, tu curva de peso, etc. Ver los resultados mostrados en un gráfico trae cierta satisfacción y ayuda a mantener la motivación a lo largo del tiempo.

Por otro lado, de nada sirve consultar el reloj o la app varias veces al día. “Al igual que con el pesaje, puede crear ansiedad o incluso adicción si se repite con demasiada frecuencia, especialmente en personas que tienden a tener comportamientos obsesivos y perfeccionistas”, señala Corinne Fernandez. No hay necesidad de tener la nariz en él, porque el reloj registra todo. En su lugar, mire su hoja de balance al final del día.

Comprueba que tu tasa metabólica basal no está cayendo

“Después de varias semanas de dieta, cuando comes menos, el cuerpo acaba acostumbrándose… y quemando menos calorías en reposo: nuestro metabolismo básico disminuye”, recuerda la Dra. Jacobs.

En su tablero, mire el “Metabolismo básico”, estimado en función de tu edad, tu peso y tu FC. Si esta cifra empieza a bajar, pasando por ejemplo de 1.400 kcal/día a 1.300 kcal/día, es porque hay que moverse un poco más: es la única forma de aumentarla para seguir perdiendo peso en el tiempo. Tome más pasos y/o entrenamientos diarios.

come lo que necesites

“No debe comer menos de su tasa metabólica basal para no hacer uso de las reservas de proteínas y músculos”, recuerda el Dr. Jacobs. Por ejemplo, no te conformes con 1300 kcal/d si tu tasa metabólica basal es de 1500 kcal.

Presta atención a tu análisis del sueño

“Es un factor bastante determinante en las dietas, sobre todo a partir de los 45: si no no duermas bien, frena la pérdida de peso”, recuerda la Dra. Jacobs. La mayoría de los relojes ofrecen una análisis del sueño. Puede mirar el balance por la mañana cuando se despierta o hacer un balance una vez por semana; De nuevo, esto no debería convertirse en una obsesión.

Si la duración o la calidad del sueño es insuficiente, ten en cuenta los consejos que te da el reloj sobre horas de acostarse, pantallas nocturnas, ambiente de sueño… Se basan en los principios de higiene del ritmo validados por profesionales del sueño.

Usa herramientas de relajación.

No dudes en lanzarte a una sesión de meditación o de coherencia cardíaca que te ofrece la aplicación de tu reloj cuando te sientas estresado o tengas muchas ganas de “tomar mano dura” y merendar porque estás triste o molesto: estas herramientas para gestionar el estrés y las emociones Se ha demostrado que controlan la ingesta de alimentos.

Nuestra selección de los mejores relojes conectados que te ayudan a perder peso

Fitbit Versa 3

Muy completo, con posibilidad de grabar los alimentos ingeridos, videos de aptitud física y cardio, sesiones de coherencia cardíaca… La versión Premium (8,99 €/mes) ofrece meditación con Calm y retos con amigos para motivarte. Cuesta 169,95€ este modelo de reloj conectado.

reloj de huawei

12 sesiones de fitness coaching ofrecidas directamente en el reloj, con, entre otras cosas, ejercicios en el trabajo para integrar actividad física en su vida diaria. El reloj indica claramente la zona aeróbica durante la práctica deportiva. Muy ligero, solo 21 g. Cuesta 99,99€ este modelo de reloj conectado.

Reloj Apple SE

Los relojes de la serie Apple Watch muestran anillos de actividad que alientan a mantenerse activo. También permiten calcular diversos datos de salud como el nivel de oxígeno en la sangre. El nuevo programa Fitness+ (9,99€/mes) ofrece vídeos con entrenadores. Los datos de tu frecuencia cardíaca se muestran directamente en el video. Cuesta 299€ este modelo de reloj conectado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.