Sofrología infantil: qué ejercicios, cuándo consultar, precauciones

La sofrología no es sólo un asunto de adultos. Puede ser beneficioso desde la infancia., para apoyar el manejo de muchos trastornos. ¿Cuáles son sus beneficios e indicaciones más comunes? ¿Qué ejercicios priorizar? Respuestas de Claude Chatillon, sofrólogo y presidente de la Sociedad Francesa de Sofrología (SFS).

Recordatorio: ¿qué es la sofrología?

“La sofrología es una técnica psico-corporal que reúne varios ejercicios que permiten a todos tomar conciencia de lo que sucede en ellos y a su alrededor”, explica la sofróloga. Se basa en particular en la relajación, la respiración y la visualización mental para reducir el estrés y mejorar la confianza en sí mismo. .

En el niño, el ejercicios sencillos y divertidos son muy eficaces, asegura Claude Chatillon: le permiten tomar conciencia de su cuerpo, de su respiración, de sus aptitudes psíquicas (imaginación, concentración, memoria), de sus aptitudes físicas (total conciencia de los movimientos de su cuerpo) y de sus habilidades sensoriales ( oído, vista, tacto, gusto, olfato).

¿Por qué ir al sofrólogo?

La sofrología está indicada en varias situaciones, dice la especialista:

  • por hacer frente al estrés o la ansiedad ;
  • por contrarrestar los trastornos del sueño ;
  • en caso de trastornos de la alimentación ;
  • en caso de problemas de concentración y memoria ;
  • cuando el niño sufre de TOCS (trastorno obsesivo compulsivo);
  • en caso de enfermedades psicosomáticas ;
  • por apoyar la hiperactividad ;
  • por desactivar la agresión latente.

Sofrología desde que edad?

Se pueden considerar sesiones de sofrología con niños tan pronto como sean capaces de expresar sus sentimientos y experiencias corporales, más a menudo alrededor de la edad de 4 o 5 años. “Pero los sofrólogos también pueden intervenir antes, a pedido de las guarderías, por ejemplo, para proporcionar sesiones colectivas de relajación, o por recomendación de un médico, psicólogo o psiquiatra infantil”, especifica Claude Chatillon. Las sesiones pueden ser, por tanto, colectivas o individuales, según la situación, y cuanto más pequeños son los niños, más cortas son las sesiones.

Nota: el profesional debe haber recibido una formación específica para poder adaptar los ejercicios a la edad de los niños.

¿Cuáles son los beneficios de la sofrología para los niños?

La sofrología permite así que los niños adquieran herramientas que pueden movilizar tan pronto como sientan la necesidad. “La verbalización no siempre funciona con los pequeños, y la movilización del cuerpo a veces puede ayudar a liberar tensiones físicas y psíquicas“, insiste el presidente de la Sociedad Francesa de Sofrología.

En los niños, la sofrología puede tener varios beneficios:

  • ella la estimula creatividad ;
  • ella la anima autonomía ;
  • ella fortalece su cconciencia del propio cuerpo, emociones y sensacioness;
  • le ayuda a estar más concentrado, a memorizar mejor ya tener una buena calidad de presencia;
  • ella le enseña a maneja tus emociones y dejar ir;
  • ella la fortalece auto confianza ;
  • ella lo ayuda mejor comunicarse con otros ;
  • disminuye el somatización.

¡La sofrología no reemplaza un posible tratamiento farmacológico, u otro seguimiento psicológico! Es parte de un cuidado integral del niño, insiste Claude Chatillon.

La sofrología pensada para niños debe ser divertida para atraer la curiosidad del niño. Cada sesión ofrece un momento de relajación. Luego, el experto anima al niño a volver a concentrarse en su cuerpo y en su respiración. El contenido de la sesión puede ser variado: ejercicios de respiración, relajación, escucha del cuerpo, despertar de los sentidos, imaginación, juegos, dibujo, canto, movimientos, etc. El niño estará así más receptivo y capaz de reproducir el ejercicio en casa de forma independiente para hacer frente al estrés, la frustración, etc. Nunca debe sentirse coaccionado.

Dos ejercicios para relajarse en casa

  • El ejercicio de la vela. Este ejercicio debe realizarse siempre en presencia de un adulto. Consiste en encender una vela y luego apagar la llama suavemente, sin apagarla. Al soplar lentamente en la exhalación, el niño se libera de sus emociones y las envía de vuelta a la llama para quemarlas simbólicamente. Al apagar la vela, debe pedir un deseo.
  • El ejercicio de la bola de papel. Para este ejercicio, el niño escribe o dibuja la fuente de su ira en una hoja de papel. Luego lo arruga en una bola y lo lanza mientras exhala, tantas veces como sea necesario, para liberarse de esta ira. Una vez aliviado, tira la bola de papel a la basura.

Sofrología: ¿Qué contraindicaciones para los niños?

Las contraindicaciones para la sofrología son raras y se refieren principalmente a trastornos psicopatológicos graves. “Lo mejor es pedir la opinión de un profesional que ya esté siguiendo al niño, como un psicólogo, un psiquiatra infantil, un médico, etc., insiste Claude Chatillon. Y recordar: “los sofrólogos no hacen un diagnóstico, no influyen en las opciones terapéuticas y no intervienen en los tratamientos en curso“.

¿Cuánto cuesta una sesión de sofrología? ¿Qué apoyo?

Las sesiones duran en promedio de 30 a 45 minutos, dependiendo de la edad del niño y su capacidad de concentración. Su costo promedio fluctúa entre 40 y 60 eurospero puede variar según la ubicación, la experiencia del experto, etc. No están cubiertos, pero “algunas mutuas cubren de tres a cuatro sesiones por año”, especifica el Presidente de la Sociedad Francesa de Sofrología.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *